Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. Miércoles 17 de mayo del 2012 (traducción no oficial del Centro de Información de las Naciones Unidas en Asunción)

Aceptemos la diversidad y protejamos a niños y adolescentes de diversos géneros y transgénero

Geneva / Banjul / Strasbourg / Washington (16/05/2017) En anticipación al Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia que se conmemora el 17 de mayo, un grupo de expertos de las Naciones Unidas y en derechos humanos de todo el mundo exhortaron a los Estados e interesados, a proteger efectivamente a los niños y adolescentes transgénero y con diversidad de género de la discriminación, exclusión, y violencia y a fomentar el apoyo familiar para personas trans y de diversos géneros.

Instamos a los Estados de todo el mundo en adoptar políticas y legislación, que incluya la aplicación de medidas amplias para proteger los derechos de los jóvenes trans y con diversidad de género, que alienten un trato respetuoso a dicha diversidad que permita la realización del potencial de estas personas.

Los principios de igualdad y no discriminación son de primordial importancia, así también, el derecho a la vida, el desarrollo, los mejores intereses de los niños y niñas y el respeto de sus puntos de vista. Las familias tienen un rol fundamental para crear un ambiente seguro y con mucho amor – un refugio – para niños y adolescentes trans y de diversos géneros.

Desgraciadamente en algunas familias, estos niños son estigmatizados, excluidos, marginados y rechazados. Muchos de estos niños corren riesgo de violencia física, sexual y psicológica en la comunidad y en sus propias familias. No se descartan los homicidios en el nombre del “honor familiar”.

Los niños y niñas y adolescentes trans y de diversos géneros son también muy vulnerables en el ámbito escolar como potenciales víctimas de bullying o acoso, exclusión dentro de la clase, patio de juegos, baños y vestidores, en el camino a la escuela, y en las redes sociales, lo que se conoce como cyberbullying.

Un ambiente hostil puede forzar a estas personas a dejar la escuela y expulsarlas de sus familias a temprana edad. Ellos podrían estar en riesgo de vivir en una situación de calle, caer en trabajos informales, en redes criminales y arrastrarlos a un ciclo de pobreza y marginalidad que los llevaría a todavía una mayor discriminación y violencia.

Exhortamos a los Estados a que adopten y apliquen medidas eficaces que prohíban la violencia y se adopten leyes antidiscriminatorias que abarquen la identidad y la expresión de género -real o percibida- así como la orientación sexual como motivos prohibidos de discriminación, elaboren planes de estudios y materiales de aprendizaje inclusivos, capacitación a los maestros y otro personal de la escuela, elaboren y promuevan programas de educación y apoyo para los padres, acceso seguro y no discriminatorio a los baños y programas de sensibilización que fomenten el respeto y la comprensión de la diversidad de género.

El rechazo deja a los niños y adolescentes trans y  de diversos géneros vulnerables a problemas de salud mental, incluyendo sentimientos de aislamiento y depresión, que pueden conducir a la automutilación y suicidio. Por lo tanto, es crucial crear espacios seguros y afirmativos donde estos jóvenes puedan recibir apoyo directo para ayudarles a enfrentar los prejuicios y la discriminación.

Por otro lado, la mera existencia de leyes o reglamentos que criminalizan la expresión de género, tales como considerar un delito vestir ropas que correspondan al otro sexo o una supuesta imitación del sexo opuesto, así como otras regulaciones discriminatorias, afectan la libertad y seguridad de estos jóvenes y tienden a fomentar un clima de aceptación, tolerancia e impunidad para mensajes de odio, actos de violencia o acciones de discriminación.

La criminalización y la discriminación generalizada en este contexto conducen a la denegación de los servicios de salud, impiden el acceso a procedimientos seguros de afirmación de género, a la información y servicios conexos. La “patologización” o declaración de anormalidad de las personas trans y de diversos géneros, que las cataloga como enfermas basándose en su identidad y expresión de género, históricamente ha sido y sigue siendo una de las causas de las violaciones de los derechos humanos contra ellas.

Reiteramos nuestro llamamiento a los Estados para que despenalicen y que no declaren como enfermedades o anomalías las identidades y expresiones trans y de género, especialmente de los jóvenes transgénero, prohiban las “terapias de conversión” y se abstengan de adoptar nuevas leyes criminalizantes y patologizar las clasificaciones médicas, incluso en el próximo examen de La Clasificación Internacional de Enfermedades. También hacemos un llamamiento a los Estados para que garanticen un acceso equitativo a la atención de la salud y el acceso a un tratamiento que afirme el género a quienes lo soliciten.

En la mayoría de los países, se niega el reconocimiento legal del género auto-definido a las personas transgénero, lo que puede conducir a violaciones de los derechos humanos en la educación, el empleo, la asistencia sanitaria y otros ámbitos. Muchos Estados que permiten la modificación de los marcadores de género en los documentos de identidad imponen requisitos abusivos, como la cirugía forzada o involuntaria, la esterilización, el diagnóstico de la salud mental, las intervenciones psiquiátricas u otros procedimientos médicos coercitivos.

Muchas de estas prácticas violan la integridad física y mental de las personas y los derechos conexos, lo que equivale a malos tratos o torturas e infringen su dignidad inherente.

Hacemos un llamamiento a los Estados para que faciliten un reconocimiento jurídico rápido, transparente y accesible del género y sin condiciones abusivas, garantizando los derechos humanos de todas las personas, respetando la libre elección de información y la autonomía corporal. Por lo tanto, nunca deben emplearse intervenciones / procedimientos médicos coercitivos. Independientemente de sus marcadores de género legales, las personas jóvenes trans y de género deben poder usar sus propios nombres y vestirse de acuerdo a su identidad y expresión de género autodefinida.

A pesar de los abusos generalizados y la falta de garantía de sus derechos humanos en varios entornos, los jóvenes trans y las personas con diversidad de género a menudo carecen de acceso a medidas que les garanticen sus derechos. Por lo tanto, es muy importante que los Estados investiguen las violaciones, responsabilicen a los responsables y protejan los derechos de las víctimas, incluso en lo que respecta a los recursos, reparaciones y compensaciones.

Con motivo de IDAHO 2017, recordamos a los Estados su obligación de combatir la transfobia, que conduce a la violencia y la discriminación de jóvenes trans y personas de diversos géneros. Exhortamos a los gobiernos a adoptar la diversidad humana, reflejando la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos y subrayan la necesidad de adoptar medidas integrales de aplicación, incluidas leyes, políticas y prácticas de respuesta. Un análisis universal basado en los derechos de género debe abordar las construcciones sociales, prácticas y costumbres que tienden a reforzar los estereotipos de género.

También pedimos a los Estados que alienten a las organizaciones religiosas a que no envíen mensajes negativos sobre personas trans y de género. También hay un vínculo muy bienvenido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible a los que todos están comprometidos, como el impulso global para asegurar sociedades pacíficas, justas e inclusivas para “No dejar a nadie atrás”.

Los Estados deberían derogar la legislación y las medidas conexas que penalizan la expresión de género y / o que afectan negativamente a las personas transgénero y con diversidad de género, y proporcionar procedimientos legales de reconocimiento de género accesibles y no discriminatorios sin condiciones previas abusivas, incluso para los transexuales jóvenes.

Deben diseñar y aplicar medidas inclusivas contra la violencia y la discriminación, complementadas por una promoción activa de la conciencia pública, la comprensión, la aceptación y el respeto de la diversidad de género en todo el mundo”.

NOTA A LOS EDITORES:
La declaración se refiere a niños y adolescentes transgénero y con diversidad de género de manera inclusiva para incluir a niños y adolescentes cuya identidad de género no coincide con el sexo al que fueron asignados al nacer, así como aquellos para quienes su identidad de género no se limita a conceptos binarios de un hombre o una mujer y / o cuya expresión de género no se limita a ser masculina o femenina. Esto incluye a aquellos que se identifican con terceros y otros géneros alternativos, o una combinación de géneros.

T

(*) Los expertos:

Comité de los Derechos del Niño de la ONU (CRC)

Comité de la ONU contra la Tortura (CAT)

Expertos independientes de las Naciones Unidas: Sr. Philip Alston, Relator Especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos; La Sra. Koumbou Boly Barry, Relatora Especial sobre el derecho a la educación, Sr. Vitit Muntarbhorn, Experto independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, Sr. Dainius Pῡras, Relator Especial sobre el derecho a la salud; La Sra. Dubravka Šimonović, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, y el Grupo de Trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP): Sr. Lawrence Murugu Mute, Presidente del Comité para la Prevención de la Tortura en África

Consejo de Europa: Sr. Nils Muižnieks, Comisario de Derechos Humanos

Para más información y solicitudes para los medios de comunicación, póngase en contacto con Catherine de Preux De Baets (+41 22 917 9327 / cdepreuxdebaets@ohchr.org) o escriba a ie-sogi@ohchr.org

Para consultas de los medios de comunicación relacionadas con otros expertos independientes de la ONU:
Xabier Celaya, Unidad de Medios de Comunicación del ACNUDH (+ 41 22 917 9383 / xcelaya@ohchr.org)

Puede acceder a esta declaración de medios en línea

Preocupado por el mundo en que vivimos? Entonces LEVANTE los derechos de alguien hoy. # Standup4humanrights y visite la página web en

 

http://www.standup4humanrights.org