Organización Panamericana de la Salud presta asistencia a damnificados

Active Image

Alto Paraná, Misiones y Ñeembucú, 14 de agosto del 2013 (OPS/OMS).- Una vez superada la emergencia declarada por decreto No 11.313, la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) convocó a socios humanitarios para la evaluación post emergencia por sectores o clúster: salud, infraestructura, agua, saneamiento y medios de vida, del 5 al 12 de agosto de 2013. La SEN, con el apoyo de las Naciones Unidas, conformó equipos de trabajo que se movilizaron hasta los sitios afectados de los departamentos de Misiones, Ñeembucú y Alto Paraná, participando la SEN, ASANED, OPS/OMS, PMA, Cruz Roja, ADRA y COOPI. En cada sitio evaluado participaron autoridades departamentales, municipales y sectores involucrados.

Active Image

Hasta el 15 de julio del 2013, la SEN informó de 12.954 familias afectadas en todo el país. Los departamentos de Alto Paraná, Misiones y Ñeembucú, contaban con 3.712 familias afectadas.  Los departamentos de Itapúa, San Pedro, Concepción, Amanbay, Presidente Hayes, Alto Paraguay y Asunción reportaban 9.242 familias afectadas.

Active Image

Para la evaluación se utilizó un instrumento común propuesto por el PMA y para salud la SEN autorizó a la ASENED aplicar el instrumento de Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades en Salud de la OPS/OMS (EDAN salud). La OPS/OMS apoyó a la ASANED con funcionarios de la oficina de país y un consultor externo del Programa Regional de Emergencias y Desastres (PED/ OPS/OMS). La evaluación de campo se realizó del 5 al 9 de agosto en Ayolas, Ita Cora y Cerrito y del 10 al 13 del mismo mes se entregó el informe final a la SEN para que forme parte del documento global que muy pronto se colocará en página web para uso público.

Hallazgos encontrados que caracterizan la situación actual

Durante el evento adverso no se reportaron muertos ni heridos graves. La población afectada y desplazada fue ubicada en albergues temporales y en casas de familias. Las unidades de salud de Ayolas e Ita Cora fueron evacuadas. En Ayolas, Pilar, Cerrito e Ita Cora, en términos generales los servicios de salud están habilitados y funcionales. Se presta servicios en cada unidad de salud según las capacidades derivando pacientes entre niveles de atención.

La unidad de salud de Ayolas, aún está prestando servicios de consulta externa, hospitalización y cirugía, en tres locales diferentes, situación que se ha extendido por más de 43 días por estar pendiente la reparación del edificio. Es urgente mejorar filtraciones de techos, disposición inadecuada de aguas negras y pluviales por colapso de pozos ciegos, se requiere un reservorio de agua para asegurar el servicio durante una emergencia por 24 horas, revisar el sistema eléctrico, reemplazar muebles y limpieza de techos. El costo aproximado entre 20.000 y 30.000 dólares americanos.

En general las unidades de salud afectadas enfrentan problemas de disponibilidad de recurso humano suficiente, recursos materiales y equipos, y en el caso de Ayolas, retraso del pago de salarios de algunos profesionales de salud contratados localmente.

Agua, saneamiento e higiene

Las comunidades que alcanzan ciertos niveles de resiliencia resisten con mayor fuerza los efectos extremos del cambio climático (inundaciones, sequías, tornados, temperaturas extremas y otros).  Este es el caso del Municipio de Ayola que con un 95% de las familias cubierta con agua de consumo humano gratuito pudo soportar la emergencia por inundaciones, por medio del sistema de agua de la Entidad Binacional de Yacyreta. Este sistema produce diez millones de litros de agua por día (10, 000,000\litros\diarios), con un  consumo de seiscientos litros promedio por familia (600 litros\familia), con extremos de consumo hasta de 1500 litros por familia por día. Adicional dos pozos perforados para los barrios de Virgen del Pilar y San José Obrero.

La gratuidad del servicio de agua suministrada por la Entidad Binacional, probablemente este incidiendo para el uso irracional familiar que hace que algunas familias no se abastezcan del servicio en forma continua. Hay sobre consumo sin control que pone en riesgo la continuidad del servicio y vulnera a las familias afectadas. Eleva los costos de producción, operación, mantenimiento y refuerza la percepción negativa de inequidad sanitaria entre los segmentos de la población. Al no regularse el consumo irracional del agua se pone en riesgo la sostenibilidad del sistema a largo plazo y no sustentable para las próximas generaciones. Los dos pozos adicionales probablemente no hubiesen sido necesarios, con un consumo normal promedio según estándares internacionales de veinte a treinta litros por día por persona.

En caso de las otras comunidades como Ita Cora y Cerritos el suministro de agua se cubrió parcialmente. En Ita Cora jugaron un papel importante los sistemas agua segura de la escuela y colegio de la comunidad. Esta comunidad de Ita Cora cuenta con 500 familias y solo 150 con cobertura de agua sin tratar porque la planta de tratamiento dejo de funcionar hace 10 años.  Con una inversión de 15.000 a 20.000 dólares podría habilitarse la planta y cubrir el 100% de la población.

Considerando la experiencia de buena práctica de DIGESA sobre el control de calidad de agua de la Binacional Yacyreta durante la emergencia, se recomendó implementar descentralizadamente  un programa de vigilancia de la calidad de agua de todos los sistemas a fin de garantizar agua segura a la población en todo momento y no solamente cuando se registran eventos adversos.

Contexto comunitario de las familias afectadas

En términos generales se constató alta preocupación social por la contaminación ambiental, principalmente de las viviendas de familias evacuadas que retornaron después de 30 a 35 días. Se profundizó la precariedad de los entornos familiares afectados por las inundaciones. El suministro de agua domiciliar habilitado y debilitados los sistemas de disposición de excretas y programas de promoción de la salud y prevención e higiene. La misión encontró una variedad de realidades, según las capacidades de cada familia, algunas reinsertadas en plena recuperación y otras que requieren apoyo urgente por ser muy vulnerables como madres solteras con hijos, familias enteras con niños a cargo de jóvenes adolescentes, personas con discapacidad y otras realidades. Es posible lograr la recuperación temprana de estas familias con el mínimo esfuerzo solidario con pequeños proyectos de mejora de sus medios de vida, con protección y motivación individual y comunitaria. Enfocar la limpieza la restauración de medios de vida familiar, limpieza de patios, eliminación de basura, separación de animales de los humanos y otras acciones sanitarias de protección social. La restauración y el mejoramiento de los medios de sustento y condiciones de vida de los afectados, es una prioridad. La recuperación temprana ayudará con la transición sin problemas adicionales y ofrece una esperanza a los afectados para su salud mental.

Contexto municipal para el manejo de la emergencia

Los gobiernos municipales mostraron capacidad de liderazgo convocando a la mayoría de actores sociales y comunitarios vinculados en la atención de una emergencia, donde se integró el sector salud por medio de sus autoridades locales, regionales y nacionales, ocupando un espacio trascendental en la respuesta en salud.  Especialmente se reconoció el acompañamiento de la SEN, del Ministerio de Salud y cuerpos de bomberos, aunque también se sumaron municipios vecinos que mostraron lazos de solidaridad.

La misión se reunión con el Consejo de Salud Local de Ayolas y constató que dicha organización está solucionando problemas urgentes de contratación de personal del centro de salud, suministros y reparaciones. La misión recomendó al CSL revisar su desempeño actual e identificar acciones más allá del rol actual, con enfoque de promoción de la salud, prevención, organización y movilización comunitaria, dado que es una organización voluntaria con liderazgo local.

Cortesía de la OPS/OMS Paraguay

http://www.paho.org/par/index.php?option=com_content&task=view&id=976&Itemid=214

Esta entrada fue publicada en Equipo País - Paraguay, Noticias el por .

Acerca de Naciones Unidas

El Centro de Información de las Naciones Unidas en Asunción comenzó a funcionar el 24 de octubre de 1962 y desde el año 2019 integra la Oficina del Coordinador Residente. Funciona en el tercer piso de la Torre 1 del World Trade Center sobre la Avenida Aviadores del Chaco 2050 en Asunción. Nuestros horarios de atención: de lunes a jueves de 7:30 a 12:30 y de 13:30 a 16:30. Los viernes de 7:30 a 12:30 horas. Nuestro teléfono: (021) 614-443. Nuestro correo electrónico es unic.asuncion@unic.org