Comunicado a la Opinión Pública

Primera Sentencia condenatoria por un crimen de odio a una persona Trans en Paraguay

La Organización de las Naciones Unidas en el Paraguay acoge con satisfacción la primera sentencia nacional condenatoria por un crimen de odio a una persona Trans.

La Organización de las Naciones Unidas en Paraguay saluda la decisión del Tribunal de Justicia de la ciudad de Luque que ha condenado el asesinato de una persona transexual, considerándolo un crimen de odio. El suceso ocurrió en octubre de 2017 en San Lorenzo. La decisión es relevante pues, al ser la primera condena que se produce en Paraguay contra las violaciones a los derechos humanos de la comunidad LGBTI, contribuye a poner fin a la impunidad que, hasta ahora, ha caracterizado este tipo de actos.
La ONU promueve el respeto de los derechos humanos de todas las personas sin discriminación, incluyendo a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) de todas las edades y en todo el mundo.
En este sentido, la ONU en Paraguay recuerda que “Toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituya incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia estará prohibida por la ley”, según el artículo 20.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vigente en Paraguay desde 1992.
Adicionalmente, los artículos 26 y 32 de la Constitución Nacional de la República del Paraguay, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y numerosos tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Paraguay amparan los derechos a la igualdad, la no discriminación, y la reunión y asociación pacíficas, y establecen la obligación de respetar el derecho a la libertad de expresión y de opinión.
Por todo lo anterior, la ONU en Paraguay lamenta los actos de violencia ocurridos en el marco de la “Segunda Marcha Diversxs Alto Paraná”, en la ciudad de Hernandarias, el pasado domingo 29 de septiembre y destaca el comunicado en el que la Diócesis de Ciudad del Este ha condenado dichos actos y todo tipo de violencia.
Finalmente, la Organización de las Naciones Unidas en Paraguay insta al diálogo en un marco de respeto a la dignidad de todas las personas y reitera su compromiso de seguir apoyando a las instituciones del Estado y a la sociedad civil promoviendo una cultura de paz y democracia sin discriminación “para no dejar a nadie atrás”.
Asunción, 8 de octubre de 2019